domingo, 18 de abril de 2010

Con 10 años la hija de Bono tiene una joyería

Estos manchegos... Que precoces son. Con 10 años y a pagar una hipoteca, ganar money con una joyería y enfrentarse al mercantilismo donde la ley de oferta y demanda se pliega a los designios de los políticos.

4 comentarios:

Ian Curtis dijo...

Ya a salir la mierda que Bono llevaba mucho tiempo escondida... Era vox populi, sobre todo en el PSOE de la zona, que ha tenido negocios turbios con empresarios...

Cómo un simple político, sin fortuna personal anterior, se compra una hípica porque a su hijo/hija (no me acuerdo exactamente a quién era) le chiflan los caballitos? Ahora ha salido que no es hípica; es hípica, joyerías, casas de lujo en Madrid, Estepona, etc.

La verdad es que se lo ha montado muy bien, porque a día de hoy no hay pruebas de nada. La Gaceta ha sacado lo evidente, lo que se ve (y cosas que no se sabían, también), pero todavía no se ha podido probar absolutamente nada como ilegal. Y probablemente nunca se halle.

Podían empezar a hablar con el Pocero... (1> constructor de la hípica 2> su plan en Seseña tuvo que ser aprobado por la Junta, como todo POM, aunque nadie lo recuerde...)

Ian Curtis dijo...

Reescribo el primer párrafo, que me ha salido confuso:

"Ya empieza a salir la mierda que Bono llevaba mucho tiempo escondida... Era vox populi (sobre todo en el PSOE de la zona) que ha tenido negocios turbios con empresarios..."

Maribeluca dijo...

qué panda de fajcijtaj todoj...la nena no es cualquiera, que para eso la han bautizado las más altas instancias eclesiásticas en la Catedral de Toledo, y ese día no comulgaron bizcochoj...si ej que...

Melvin dijo...

Eso es el socialismo. En Rusia, Cuba, Venezuela, China o Corea del Norte es y ha sido igual: la pobreza, el hacinamiento y el racionamiento siempre son para los demás. Eso sí, ellos no se privan de nada. Aquí no iba a ser distinto.

Estos son los que llevan meses clamando contra la "avaricia" y la "búsqueda desenfrenada de beneficios" por parte de "especuladores" con tal de justificar el desaguisado que tienen formado.