lunes, 29 de marzo de 2010

La nueva sanidad americana: Cuando EEUU dejó de ser lo que era

Obama puede estar contento. Ha sacado su sanidad y gracias a ello no sufre las consecuencias de no sacar adelante esa reforma.

Costará cerca de un billón de dólares y hará subir bastante los impuestos, pero ¿es necesario?

En primer lugar es un mito que 46 millones de americanos (según el Gobierno de EEUU) se mueran en la calle por no tener seguro médico.

Primero, los ricos no suelen hacerse uno, se pagan ellos las operaciones que crean conveniente. En EEUU serán unos cuantos millones.

Los jubilados (la mayoría del grupo) disponen del Medicaid y Medicare, que son seguros pagados por el Estado para quien no pueda.

Y luego está la gente joven, la cual no quiere hacerse seguro hasta comenzar a trabajar, lo cual me parece respetable (a esa edad no se piensa en sufrir enfermedades graves)

Uno de los mitos más extendidos es que la gente se muere en la puerta de los hospitales. Falso de cabo a rabo por lo que acabo de explicar antes. Pero además el médico americano tiene la obligación de atender al paciente primero y luego pedirle responsabilidades o va directo a la silla eléctrica. Lo mismo les pasaría al doctor Montes, ese individuo que mataba viejos en el hospital de Leganés y decía que hacía un servicio.

El mayor problema de la sanidad americana es el intervencionismo del gobierno en las farmacéuticas, lo cual hizo encarecer ostensiblemente los medicamentos. Y aún por encima era un sector al cual no hace falta meter mano, debido a lo rentable que es. Si es rentable se crearán muchas empresas de este tipo lo cual haría bajar el precio de los medicamentos.

El otro problema es que allí existe la posibilidad de demandar al médico si hace algo mal (algo que me parece normal), pero los médicos necesitan protección judírica y tienen que hacerse unos seguros carísimos gracias a que el Gobierno limita la competencia lo cual encarece el coste del paciente (tres o cuatro veces más que Canadá).

Si el Gobierno, en vez de crear ese engendro que va a generar historias de terror a los americanos eliminase esas deficiencias del actual modelo sanitario pues haría el sistema perfecto.

Y una última cuestión ¿Alguien se cree que la SS es gratis?. ¿Quien lo pagará? El pueblo sometido a ese sistema, lo cual hacen justas las privatizaciones, dado que es el cliente quien paga el servicio, no el pueblo en general.

9 comentarios:

Melvin dijo...

Bueno, pues lo has explicado muy bien, en pocas líneas sin necesidad de tanto mamotreto como yo. :)

El plan obamita obliga a los estados y a la gente a contratar un seguro médico contra su voluntad. Estos obligados a contratar un seguro serán subsidiados para ello, suscribiendo un seguro de una calidad ínfima, peor, a buen seguro, que el Medicare y el Medicaid. Para financiar este seguro, aumento brutal de impuestos, más paro y la pérdida del seguro médico de calidad, que la mayoría de americanos tienen a través de su contrato de trabajo... pasando forzosamente a estos mediocres seguros subsidiados cuando se vean en el desempleo. Y más impuestos para financiar estos nuevos y mediocres seguros obligatorios que deban contratar los desempleados. ¿Es o no es todo un "genio" el Obamamesías? La reforma deteriorará la economía norteamericana con más impuestos y peores servicios médicos, socializando un asunto individual que nunca estuvo en manos del Gobierno. No puede ser más inconstitucional ni contraria a la libertad. La izquierda ha llegado a la Casa Blanca, para desgracia de los useños.

La mayoría de españoles se quedan anonadados de que haya quienes se opongan a la iniciativa del presidente Barack Obama, pensando que los norteamericanos son mayoritariamente personas caracterizadas por ser unos egoístas insolidarios que no se preocupan por la suerte de sus conciudadanos enfermos, dejados a su suerte sin cobertura médica estatal. Lógicamente, casi todos esos egoístas serían ultra-conservadores neoliberales y neocon, republicanos, claro, fanáticos de un capitalismo salvaje, de un darwinismo social, que deja en la cuneta a los más débiles sin abochornarse por ello. Menos películas de George Clooney o Michael Moore y más leer e informarse.

AitorL dijo...

Esto soluciona el problema de la gente que no puede permitirse pagar un seguro privado (que la hay, y mucha). A partir de ahora, cada uno contribuirá con lo que pueda en forma de impuestos y TODOS disfrutarán de atención médica. Ya nadie (espero) morirá en EEUU por no poder pagarse un tratamiento o una operación como hasta ahora (y esto no es un mito, dejando a un lado la variabilidad de las cifras). Es lo mínimo que se le puede pedir a una sociedad civilizada.

D45 dijo...

Lo dije en la entrada y te lo digo aquí, Aitor, hay un programa del Estado que te paga un seguro médico si no tienes dinero.

Y nadie muere por no tener dinero, básicamente porque si lo deja morir el médico, luego va él.

AitorL dijo...

Lo dudo, Daniel. Si así fuera, nadie pagaría un seguro médico. Un enlace sobre el tema:

http://www.abc.es/20100328/internacional-estados-unidos/martires-sanidad-20100328.html

Se entiende que el paciente sin dinero ni seguro no está pagando el servicio, luego el médico no tiene por qué tratarlo. Según esto, no es el médico quien "mata" al paciente, sino que es el paciente quien muere por falta de recursos. Otro enlace:

http://www.health-insurance-victims-project.org/

Además, una sanidad pública ha de garantizar todo lo necesario para la vida de una persona sin contemplaciones, mientras que las aseguradoras se dedican a buscarle los tres pies al gato para no pagar (como hace cualquier aseguradora). Ejemplo caricaturesco del tema:

Dr. Hibbert: ¿Tiene usted seguro de pulgar?
Homer: Tengo seguro de dedo.
Dr.Hibbert: ¡Vamos, señor Simpson! ¡El pulgar no es un dedo!

Otra cosa interesante sobre el tema es que a la gente enferma no le hacen seguros médicos. ¿Y qué pasa con los que nacen enfermos? ¿Están condenados a morir porque ninguna aseguradora quiere hacerles una póliza que cubra su necesidad si no es a un precio desorbitado?

Esto es lo que pasa cuando se permite que empresas sin escrúpulos hagan negocio con la necesidad y la vida de las personas.

D45 dijo...

En la entrada he puesto un enlace a la web del Gobierno de los EEUU en español donde se dicen los requisitos para obtener el seguro médico. Es evidente que a mucha gente le molesta la burocracia porque es más lenta que otra cosa.

Los casos que comenta el ABC se consideran delitos en el país entero y no hay duda de que las aseguradoras que no aseguren (o sea, que estafen), irán a la cárcel (como aquí, vamos)

Y el primer caso se podría arreglar si el señor ese fuese a hacer los trámites del Medicaid, pero como no los hizo, pues no obtuvo seguro.

Y según datos del gobierno de EEUU, el 14,07% de la población no tiene seguro médico (en muchos casos se obtiene automáticamente al ser contratado por una empresa)

Lo de Los Simpsons ni me molesto en comentarlo porque es una sátira y en las sátiras se exageran al máximo las situaciones.

Draco dijo...

Como no soy USA no opino porque no conozco el asunto en profundidad.

Pero si los USAS se oponen, por algo será (que le gusta tanto decir a De la Vogue).

Y de todos modos la nuestra, tan maravillosa, ya veremos cuento dura.

AitorL dijo...

Daniel, he oído muchos casos de gente enferma que ha tenido que mentir a las aseguradoras (ardua tarea, pues la mayoría tienen sus propios médicos para hacer reconocimientos) para obtener seguro médico. Es como aquí con el coche: hay ciertos seguros que, si eres menor de 21 años, o bien no te aseguran o te cobran cifras astronómicas. Por eso existe el chanchullo del segundo conductor. Ninguna aseguradora está obligada a hacerle una póliza a nadie, habida cuenta de que hay muchas aseguradoras. Y, como he dicho, habrá aseguradoras que las hagan, pero a precios que difícilmente pueda pagar una persona de a pie.

Efectivamente, lo de los Simpson es una caricatura, y por tanto está exagerado. Lo que significa que, si bien de una forma no tan descarada, las aseguradoras buscan salirse de rositas. El hecho de que no llegue a tal extremo no significa que la conducta no sea la misma.

La aseguradora médica estatal ha de ser de todos y para todos. De esa forma tendrá más recursos y podrá satisfacer mejor las necesidades de las personas. El dinero destinado a tal fin no ha de ser más que el necesario para pagar los salarios de los médicos, el material y las instalaciones, algo que hay que pagar de todas formas en un seguro privado además del yate del (los) dueño(s). Se trata de simplificar al máximo el sistema sanitario, de garantizar lo necesario para vivir y de despreocuparnos por algo que ojalá no lleguemos a necesitar.

D45 dijo...

Primero, aquí en España existe el Consorcio de Seguros, pagado por las aseguradoras para asegurar a aquellos conductores "peligrosos".

Y es normal que cobren más que a uno de 40, más que nada porque es bastante más probable que el de 21 sufra un accidente a las cuatro de la mañana, borracho y conduciendo en sentido contrario.
Y creeme que cuantas más aseguradoras hayan más posibilidades hay de que te hagan el seguro (no olvides que los asegurados son clientes, y una empresa medianamente seria quiere clientes).

AitorL dijo...

Pues claro que somos clientes Daniel, pero al ser algo obligatorio somos clientes "a la fuerza", con lo que las aseguradoras ya no tienen que preocuparse por vendernos su producto. Pueden competir entre ellas para ofrecer un mejor precio o un mejor servicio, pero en el mejor de los casos seguirá siendo algo abusivo precisamente porque estamos obligados a contratarlas. Esto mismo ocurre con las aseguradoras médicas. Al necesitar sanidad para vivir (esto ya no es por obligación, sino por necesidad, que es peor), pueden vendernosla a cualquier precio. Aún acudiendo a la más barata, seguro que sigue siendo cara, pues ninguna aseguradora querrá dejar de especular con la vida de la gente.

A mí no me parece normal que cobren más a los jóvenes y menos a los mayores. Yo no he tenido un accidente jamás, y he tenido que pagar verdaderas burradas para nada. Lo que sería lógico es que cobraran más a quien más tiene.