jueves, 18 de marzo de 2010

Gallardón demuestra los pocos escrúpulos que tiene

Es increíble que se multe a los conductores que tienen el arte de pasarse semáforos en ámbar para así ahorrarse la espera.

El artículo 146 del código de circulación deja bastante claro que:

Una luz amarilla no intermitente significa que los vehículos deben detenerse en las mismas condiciones que si se tratara de una luz roja fija, a no ser que, cuando se encienda, el vehículo se encuentre tan cerca del lugar de detención que no pueda detenerse antes del mismo en condiciones de seguridad suficientes.

Entonces queda claro que un semáforo en ámbar se puede saltar en ese supuesto.

Muchos conductores se piensan que la luz ámbar significa "apurar" para evitar la luz roja, conducta bastante peligrosa, por cierto.

Y Gallardón a aprovecharlo y a cobrar.

Por lo menos no hacen lo que hacía la policía de la alcaldía de mi ciudad que hasta hace poco multaba las motos aparcadas en las aceras aunque no esté prohibido.

1 comentario:

Melvin dijo...

Es verdad, más de uno lo que hace cuando se le pone en ambar es pisar más a fondo el acelerador. Una cosa es que se te ponga en ambar cuando ya estás a punto de rebasarlo, donde puede ser hasta peligroso pegar el frenazo, y otra lo anterior.

Lo que no quita que este socialdemócrata tenga una voracidad hacia el dinero de los ciudadanos más similar a la de una piraña que otra cosa.