domingo, 2 de noviembre de 2008

Los fascistas de la ideología benejista atacan de nuevo.

Es lo que tiene ser progre, puedes hacer lo que te dé la gana sin que nadie te lo reproche. Y si alguien se atreve, le metes dos hostias y si eres tan cobarde como para no hacerlo, le llamas fascista y punto.

Hoy mismo el bus de Galicia Bilingüe ha vuelto a ser asaltado, y la policía sin inmutarse. Lo único que hizo fue interponerse entre ellos y el bus solo para que GB no les reprochase nada. La policía corrompida hasta las trancas.

Hay que recordar que esta organización no recibe dinero público. El dinero público va a los que ''promocionan o galego'' , aunque sean terroristas en estado puro. Y si sobra algo, al despachito de Touriño.

Mientras tanto, Don Emilio ni se entera, ni se quiere enterar. Y si no lo condena exigiremos su dimisión.