miércoles, 5 de noviembre de 2008

Barack Hussein Obama gana las elecciones.

Pues eso, la debacle del mundo se acerca. Un gobierno social (lo de demócrata se verá) en plena crisis. Y no solo por eso. Este señor está plenamente en contra de la libertad individual. Y lo peor de todo: Fidel Castro y toda banda terrorista que se precie le apoyan. Si el mundo no se acaba ya creeré que existen los milagros.

Por cierto, ahora que el malo, malísimo Bush no está ¿A quien le echarán la culpa de todos los males del mundo?¿A Aznar?¿A Sarkozy?¿A Berlusconi?. Se admiten apuestas.