viernes, 30 de mayo de 2008

Nuevo capítulo de la inmersión lingüistica en Galicia

Esta vez Touriño acusó a la derecha en general de diseñar una ofensiva contra la política lingüística (expulsar el castellano de la región). Incluso ha soltado que el pueblo gallego, que es "inteligente y maduro y que respeta y quiere a su lengua, entenderá que estemos respetando profundamente el castellano, que estemos impulsando el inglés y que protejamos un idioma débil y minoritario", el gallego, porque, de lo contrario, se "extinguiría. Hale, aquí cuando toca, a refugiarse en la bandera. Y eso de que respetan el castellano no se lo creen ni ellos. Esto quieren decir que han llegado al nivel Rubalcaba, que significa ''ser capaz de creerse sus propias mentiras''. Así nos va.